¿Es acertado contestar “vale, acepto”?

Que todo el mundo lo haga no quiere decir que sea lo correcto. Cuando contestas con un “vale, acepto” estás contestando con un sí, y eso es gratuito. Estas regalando tu “vale, acepto” al otro. Pon precio a tu sí.

Imagina que quieres comprar una nueva máquina para tu empresa. Has estudiado otras máquinas parecidas de la competencia y sabes que esta es con mucho la que mejor calidad y precio. El vendedor te da su mejor precio que es incluso más bajo que el que esperabas. Como no quieres perder la oportunidad le dices: “vale, acepto”. Desde tu punto de vista como comprador ya tienes un buen acuerdo cerrado, ¿y desde el punto de vista del vendedor? ¿Qué crees que pensará cuando le dices “vale, acepto”? Pues que te tenía que haberte dado un precio más alto, y la siguiente vez que negocies con él es muy probable que quiera pedirte más.

Cuando le dices “vale, acepto” al otro le despiertas dudas y sube su percepción de poder. Para evitar que dude pídele algo más, aunque sea algo pequeño y poco polémico. Inicias tu frase con un “si” sin acento: “si aceptas que te abone la máquina en tres pagos, entonces acepto”.

Haz clic abajo para obtener información  de mi siguiente curso de negociación en abierto.

Negociación 5X5
Entradas Recientes
0