Este error bloquea tu negociación

Pregúntale a una niña quién es la mamá más guapa del mundo. ¿Qué crees que te contestará?
Pregúntale ahora a su amiguita. ¿Qué crees que te contestará?

¡No se ponen de acuerdo!

Es posible que una de las niñas, con cara de enterada, vaya decidida a preguntarle a su madre. “Mamá, ¿a que eres la más guapa del mundo? … díselo a mi amiga porque no se lo cree”.

Ambas piensan que la mamá más guapa del mundo es la suya. Normal. Hasta tu madre piensa que tú eres la persona más guapa del mundo.

¿Por qué te cuento esto?

Porque la mayoría se esfuerza en buscar argumentos para convencer a la otra parte cuando negocia. Eso no funciona.

Has oído bien. No funciona.

Argumentar y negociar no es lo mismo. Los argumentos no funcionan, salvo que conozcas el argumento de oro para convencer a una niña de que es tu madre la más guapa del mundo.

Argumentar te lleva al bloqueo. ¿Qué hacer entonces?

Tienes dos opciones.

  1. Busca el argumento de oro. Si lo encuentras me lo pasas, escribo otro libro y nos repartimos los royalties. 
  2. Busca en la página 74 de mi libro Negociar es fácil, si sabe cómo. En esa página tienes la herramienta para evitar los bloqueos que te cuestan dienro. En la página 74 tienes el paso concreto para liderar tu negociación.

Y sólo los negociadores profesionales usan la herramienta de la página 74. ¿No es raro?

Alejandro

Entradas Recientes