Contenido vivo

Lo actualizamos con el uso de las “plantillas” y con las aportaciones de los participantes. Mientras que los cursos e-learning son estáticos y envejecen nada más se publican, este es dinámico para que el participante se beneficie del contenido más fresco del mercado.

Adaptado

Nos calibramos con los participantes, nos adaptamos a su realidad profesional y a todas sus peticiones personales durante la sesión presencial para que salga con todas las respuestas.  El  e-learning aprovecha el mismo formato enlatado y repetido para todos sin tener en cuenta la procedencia del alumno.

Práctico

Los asistentes practican en el aula lo aprendido con personas que sienten la misma necesidad que ellos,  y no con un simple programa informático. Aprenden de la propia experiencia real en la que entran en juego siempre las reacciones y decisiones emociones.

Engancha

No usamos PowerPoint interminables, ni vídeos, ni textos, ni rollos. Conseguimos atraparlos desde el inicio mediante retos, actividades, historias, premios, distinciones, juegos y dinámicas.

Vivencial

Aprenden al experimentar simulaciones reales que quieren resolver porque supone siempre un reto para ellos. La interacción física entre los asistentes crea un entorno de crecimiento competitivo sano.

Feedback

Reciben siempre feedback inmediato e individualizado sobre sus éxitos y sobre el comportamiento que ellos han decidido mejorar y corregir. Siempre sobre el comportamiento a cambiar sin juzgar a la persona.

Contrastado

Comprueban por ellos mismos en la misma aula la eficacia de las herramientas del curso y su adaptación a su entorno profesional. Es lo que les anima a decidir poner en marcha su hoja Pasar a la Acción.

Ahorro

Lo que encarece una formación, como cualquier reunión, es tener a personas que no quieren estar allí. El aprendizaje  se inicia en el aula porque comienzan a poner en práctica lo aprendido con sus compañeros de forma voluntaria.

Testado

Sólo comercializamos programas con un contenido de cinco estrellas que sorprenda por su novedad y sencillez, y que esté testado científicamente. Nuestra formación se construye sobre hechos y no sobre meras opiniones.