Las empresas rancias tienen a sus directivos atrapados en muchas reuniones en lugar de tenerlos adelantando trabajo

« Las típicas reuniones que todos conocemos empiezan con una presentación. Uno se levanta, se coloca delante de todos y hace una presentación con la ayuda del PowerPoint lleno de transparencias con textos y datos. Desde nuestro punto de vista, así no se comparte la información y sólo consigues que te bombardeen con bullet points. Tanto  número y tanto texto sólo facilitan el trabajo al presentador, y se lo complican a la audiencia».

Jeff Bezos

Objetivos

¿Te imaginas trabajar con la mitad de reuniones? Tendrías más tiempo para hacer el trabajo importante, el verdadero trabajo productivo, el trabajo que propulsa tu organización. Tendrías tiempo para terminar las tareas que te diferencian de tu  competencia. Las reuniones paralizan la acción.

__

 

Con rigor y entretenido

En la sesión no hay lecciones magistrales, ni viajes astrales, sólo ejercicios y mucha acción. Engancharemos a los participantes desde el inicio, sin aburrirles con interminables presentaciones en PowerPoint.

El ambiente será relajado y con sentido del humor. Facilitaremos soluciones sencillas y reales para que las puedan transferir a su puesto de trabajo de forma inmediata. ¿Quién ha dicho que la formación tiene que ser aburrida?

Vamos a reducir el número de reuniones a la mitad y además vamos a reducir el tiempo de las que quedan también a la mitad. ¡Mientras que estás en una reunión tus competidores están con tus clientes!