Venta

¡Vender no tiene nada que ver con convencer!

Muchos vendedores se empeñan en sacar argumentos y razones para convencer a su cliente. Resultado: su cliente desconecta y pierda el interés por ese vendedor. Nadie cambia de opinión por el hecho de que se lo diga un vendedor.

Vender es en realidad una conversación bien dirigida. Una conversación sana que fluye en la dirección correcta. Para eso tienes el método FACIL®, cinco letras y cinco fases.

Si tienes que vender a tus clientes, a tus jefes, compañeros, o a tu pareja en conversaciones cara a cara, te interesa esta conferencia.

¿Fluyen tus conversaciones por el caudal correcto? ¿Dejas que tus clientes teminen sus frases? ¿Permites que tu cliente hable como mínimo un 50 %?